Últimas noticias

PODRÁN SER MIEMBROS:

Tendrán carácter de miembros las personas que se suscriben en el Acta de Constitución o que posteriormente sean admitidas por el Consejo Directivo.

Pueden aspirar a ser miembros de la fundación las personas naturales, las personas de derecho público, las privadas con ánimo de lucro, las jurídicas o unidades en la que prevalezca el trabajo social o miembros que cumplan las condiciones y requisitos señalados en los Estatutos.

DEL RETIRO DE LOS MIEMBROS

La calidad de miembro se perderá por sanciones, retiro voluntario, fallecimiento, disolución (cuando el miembro sea persona jurídica), imposibilidad de seguir siéndolo, si desaparecen las cualidades y condiciones exigidas y por último la disolución de la Fundación.

El retiro será solicitado por escrito, deberá ser aceptado, aplazado o negado por el Consejo Directivo o la Asamblea General dentro de los treinta días calendario siguiente.

EL RETIRO PODRÁ APLAZARSE:

  • Cuando el miembro tenga frente, a la fundación, obligaciones de tipo financiero.
  • Cuando tenga obligaciones de tipo responsable frente a un proyecto que no pueda reemplazarse o hasta que lo haya cumplido.
  • Cuando se presente por diferencias personales entre los miembros de la fundación.

EL RETIRO PODRÁ SER NEGADO:

  • Cuando sea por confabulación o indisciplina y tenga este propósito.
  • Cuando afecte los intereses propios de la Fundación.

Al retiro de un miembro por cualquiera de las anotaciones ya mencionadas no se le devolverá ninguna de las cuotas mensuales aportadas, ya que son la base financiera de la Fundación y además son donaciones.

La pérdida de calidad de miembro de la Fundación, persona jurídica o natural, será estipulada por acta del Consejo Directivo.

Después de perder la calidad de miembro, no podrá actuar ni ser representante de la Fundación, si así lo hiciera, se dispondrá de las normas legales a que haya lugar.

SON DEBERES DE LOS MIEMBROS:

  • Comprometerse con el trabajo y la identidad de la Fundación.
  • No ejecutar ni incurrir en omisiones que afecten el buen nombre y la estabilidad o prestigio de la Fundación, de sus miembros o de sus directivas.
  • Cumplir con los estatutos y demás disposiciones emanadas de los organismos como: La Asamblea General y el Consejo Directivo.
  • Mantener las buenas relaciones de trabajo dentro de la cordialidad con sus compañeros y directivos.
  • Asistir a las reuniones ordinarias, extraordinarias y a las Asambleas o nombrar delegados por escrito, en caso de las personas jurídicas para que concurran a éstas, y participar con responsabilidad en las actividades o cargos asignados.
  • Participar en los programas de capacitación en general, para lograr una mejor y mayor promoción del desarrollo personal y comunitario.
  • Asistir a las actividades a las cuales se comprometa y antes de quince días podrá desistir o cancelar su asistencia.
  • No ejecutar ninguna acción y/o trabajo en nombre de la Fundación, hasta tanto el Consejo Directivo no se lo apruebe.
  • Seguir las instancias de la Fundación.
  • Portar el carné que lo acredita como miembro de la Fundación, al dejar de ser miembro será devuelto.

SON DERECHOS DE LOS MIEMBROS:

  • Realizar con la fundación todas las operaciones y trabajos autorizados por los estatutos en las condiciones establecidas por estos.
  • Participar en los eventos sociales y comunitarios de la fundación, mediante el desempeño de los cargos para los cuales sea elegido.
  • Ejercer la elección libre y espontánea de los diversos miembros de las secciones y Consejo Directivo.
  • Fiscalizar la función económica y administrativa de la fundación.
  • Poder presentar proyectos de mejoramiento y desarrollo económico para la fundación, siendo estos, si es posible, según previo estudio de la sección económica, Consejo Directivo y Asamblea General, ser remunerados.
  • Ejercer la crítica en forma constructiva, responsable, seria, respetuosa y presentar quejas fundamentadas por infracciones cometidas por los funcionarios, por el Consejo Directivo y los miembros de la Fundación en el ejercicio de sus funciones o trabajo ejercido.
  • Retirarse voluntariamente de la fundación mientras no se haya disuelto.
  • Tener voz y voto en la Asamblea General y en el organismo en el cual trabaje.

LAS SANCIONES DISCIPLINARIAS PARA LOS MIEMBROS SERÁN:

  • Conciliación de pareceres.
  • Llamada de atención verbal.
  • Llamada de atención escrita.
  • Remoción del cargo que ocupa.
  • Ser excluido.

OTRAS SANCIONES:

  • El incumplimiento a cuatro (4) asambleas ordinarias (Reuniones) o la inasistencia a los actos programados, como a las actividades públicas sin previo aviso o razón justificada darán como sanción la no – participación en actividades estipuladas próximas, hasta estudio previo del Consejo Directivo.
  • El abandonar una actividad sin previo aviso (Por escrito) al coordinador encargado o al responsable de la actividad, será una falta grave que acarreara sanciones de acuerdo a los Estatutos.
  • La extralimitación de funciones en cualquier sitio sin contar con la aprobación del encargado será considerada como falta grave, y dependiendo del estudio e investigación se podrá optar por la exclusión.