problem-familiaProblemática Familiar

Como en muchas regiones del país, se considera que en el Vichada y especialmente en el municipio de Carreño hay una crisis de valores, por la débil formación de niños y jóvenes en el hogar. “Los padres no se sienten responsables de la formación de sus hijos y delegan tal tarea únicamente en manos de la escuela”. Se trata de parejas que no están unidas en matrimonio, que cambian de cabeza de familia fácilmente y que no imparten valores religiosos y morales a sus hijos, de manera que no se constituyen en un factor sólido que contribuya a la formación de los jóvenes y que más bien conllevan a la descomposición familiar.

La violencia que azotó al país en los años 50 significó para el Vichada el comienzo de una oleada migratoria de colonos provenientes del interior del país. Esta colonización, al igual que la de la siguiente década, respondió además a la explotación maderera y a la extracción de recursos naturales de la selva. Estas economías extractoras aunadas a la insuficiente presencia del Estado explican en gran medida las características de la sociedad que la habita. Precisamente esta característica conformación social no ha permitido la real conformación de una identidad, ni un arraigo que se expresan en el débil tejido social.

En consecuencia, los jóvenes son muy libres, precoces sexualmente, tienen poca estabilidad emocional porque han crecido sin valores. Así mismo, son muy irresponsables porque nunca les han inculcado un valor de compromiso. De modo que los jóvenes no tienen norte, y como no tienen orientación, escogen en el camino más fácil. Es así como no se casan por la iglesia porque no quieren adquirir compromisos; prefieren el facilismo y la dispersión. Y en medio de ese ambiente que no ofrece mejores opciones es que crece el joven, sin otras aspiraciones que la de conseguir un puesto político o si es del caso ingresar a un grupo armado o al ejército, porque además no establecen una diferencia entre uno y otro.

Esta falta de valores y de estabilidad repercute en el origen de otros problemas sociales: drogadicción, madresolterismo, sexualidad precoz. Frente a este estado de cosas, los gobiernos no han sido capaces de implementar políticas de atención. No brinda espacios de recreación, ni nuevas opciones de empleo.

El entorno además, no favorece otra cosa, porque si el espacio estatal es corrupto y todo se puede hacer saltándose las normas, los demás espacios sociales tienden a comportarse de manera similar.