Historia

Historia Vicariato

El 22 de diciembre de 1999 el Santo Padre Juan Pablo II, creó el Vicariato Apostólico de Puerto Carreño, encomendándoselo por Mandato Apostólico, a la Congregación del Santísimo Redentor, Provincia de Bogotá.

Para regir los destinos de esta nueva jurisdicción eclesiástica, el Santo Padre, el 29 de enero de 2000, nombró a Monseñor Álvaro Efrén Rincón Rojas, C.Ss.R., como primer obispo del Vicariato. El 24 de marzo de 2000, en la Basílica del Señor de los Milagros de Buga, recibió la ordenación episcopal, de manos de Monseñor Beniamino Stella, Nuncio de Su Santidad en Colombia. Se posesionó el 2 de abril de 2000.

Monseñor Álvaro Efrén Rincón Rojas, al aceptársele la renuncia por edad, nombró al P. Francisco A. Ceballos Escobar, como Pro-Vicario. Servicio que prestó desde el 16 de noviembre de 2008 hasta el 10 de junio de 2010, fecha en que su Santidad Benedicto XVI lo nombró como Obispo titular de Zarna y Vicario Apostólico de Puerto Carreño.

Desde los inicios del Vicariato, la Provincia de Bogotá, con Monseñor Rincón a la cabeza, se comprometió a trabajar pastoralmente en esta porción de Iglesia, hasta llevarla a la categoría de Diócesis, con estructuras pastorales bien consolidadas y propio personal.

Desde los mismos orígenes del Vicariato, el nuevo Obispo se preocupó por formar animadores laicos a fin de dinamizar la construcción de una Iglesia viva, organizada y comprometida, que respondiera a las exigencias de los tiempos actuales.

Durante estos primeros once años se ha ido formulando el Plan de Pastoral del Vicariato. El avance ha sido modesto, pero seguro. Se han dinamizado algunas estructuras parroquiales.

DIVISIÓN ADMINISTRATIVA MUNICIPIOS

El departamento de Vichada está dividido en 4 municipios: Puerto Carreño, ciudad capital, La Primavera, Santa Rosalía y Cumaribo, 25 inspecciones de policía, así como numerosos caseríos y sitios poblados. Cuenta con dos notarías, un círculo de registro con sede en Puerto Carreño; pertenece al distrito judicial de Villavicencio y constituye la circunscripción electoral de Vichada.

INDÍGENAS

El departamento del Vichada es uno de los más ricos en diversidad indígena por encontrarse ubicado en su territorio 10 grupos étnicos, los cuales se adaptaron al medio geográfico utilizando para ello estrategias que les permitieron desarrollar modos de subsistencia para las etnias Sicuani, Curripaco, Cubeo, Piaroa, Piapoco, Sáliva, Puinave, Amorua, Cuiba. Dejando en evidencia que el uso del medio efectuado por los indígenas de la región responde a la manera propia de concebir el mundo como resultado de esa constante búsqueda de espacios útiles para legitimar la cultura y prolongar la vida, al poder obtener recursos útiles que estas tierras les dan.

Actualmente los resguardos indígenas del Vichada se encuentran ubicados en las jurisdicciones del recientemente creado municipio de Cumaribo, las inspecciones de Tres Matas, Palmarito, Guanape, Chupave y La Victoria, Puerto Príncipe, los corregimientos de San José de Orocue y Santa Rita y el municipio de Puerto Carreño. En el municipio de Cumaribo se encuentra el ente representativo de los resguardos, el Consejo Regional Indígena del Vichada, CRIVI, con 48 resguardos afiliados en total, las características geográficas corresponden a altillanuras, serranías y en una mínima proporción a algunas llanuras fértiles a lo largo de los ríos Vichada, Tuparro, Orinoco, Guaviare y Uva. La población de estos resguardos pertenece en su gran mayoría a la etnia lingüística Sicuani.

El departamento del Vichada se divide en tres sectores que son los sitios de influencia del río Vichada: alto, medio y bajo Vichada donde se encuentran los resguardos y poblados de colonos quienes habitan este territorio.

En el alto Vichada, que abarca el nacimiento del río Vichada y la línea divisoria entre los departamentos del Meta y Vichada, se encuentran ubicados los resguardos de Unuma, Saracure y las poblaciones de colonos del Viento y El Progreso.

El medio Vichada comprende los resguardos de Cawasi, Aiwa Kuna Tsepajibo Guarracanie, Santa Teresita del Tuparro, San Luis del Tomo, ríos Tomo y Beweri, Merey La Veredita, Valdivia, La Esmeralda, Muco Guarrojo, La Pascua, Tomo Llanura y los poblados de Colonos de Tres Mata, La Catorce, El Municipio de Cumaribo y la inspección de Palmarito, habitada por indígenas Sicuani y Piapoco.

El bajo Vichada está conformado por las desembocaduras del río Vichada en el río Orinoco y desde este límite con el departamento del Guainia hasta el municipio de Puerto Carreño, entre los ríos Vita, Meta y Orinoco que habitan las etnias Piaroa, Sicuani, Puinave, Curripaco, Cubeos en los resguardos de Mataven Fruta, Caño Zama, Cumaral, Atana Pirariami, Egua Guarricana, Caño Guaripa, Caño Hormiga, Caño Bachaco, Laguna Negra y Cacao, Murciélago, Berrocal, Anapo, Pueblo Escondido.

Con relación a su conformación poblacional, el departamento posee una alta participación de la población indígena de las etnias sikuani, piapoco, puinave, piaroa, curripaco, saliva, cubeo, cuiba y amorúa.

Están organizados en más de 500 comunidades, conformadas por 3.331 familias, que actualmente están contenidas en 36 resguardos; la densidad promedio es de 0,015 hab./ha., es decir, por cada 66,8 hectáreas de resguardo hay 1 (un) habitante indígena.

Es importante recordar que 16 de ellos, los que se relacionan a continuación, se unificaron para conformar lo que hoy día se llama Resguardo Unificado Selva de Mataven : Caño cawasi, Aiwa Kukna Tsepajibo, Bajo Río vichada, Atana Pirariama, Caño Zama, Mataven Fruta, Berrocal Ajota, Laguna Negra y Cacao, Sedalillo San Benito, Laguna Anguilla – La Macarena, Caño Bocón, Cumaral, Yuri, Giro, Morocoto – Buenavista – Manajuare.

Actualmente se sabe que tres resguardos están en proceso de constitución (Santa Inés, Marimba del Tuparro y Arizona Cupepe).